Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más en esta categoría: Posición editorial: que deroguen la ordenanza y aguanten los medios políticos y cooperativos ¿Quién le propuso al represor ser jefe de la Policía pampeana?

Macri, un presidente que admira a Hitler

Por Publicado Octubre 08, 2018
Valora este artículo
(0 votos)

Por Juan Carlos Martínez

 

La imagen fue publicada en la tapa del periódico Lumbre en su edición número 97 de octubre de 2009. A la luz de las razones que inspiraron aquel diseño y de los recientes juicios vertidos por Mauricio Macri –juicios recogidos del libro escrito por el mismísimo Adolf Hitler en Mi Lucha- aquella imagen premonitoria le confiere al tema notable actualidad. Tanto, que conceptos vertidos por aquel monstruo y ahora repetidos por el presidente argentino, acaban de impulsar a prestigiosos juristas a llevar esos dichos a los tribunales para denunciar penalmente a Macri. Es que tomar como fuente de inspiración las ideas de Hitler no es otra cosa que hacer la apología del exterminio de millones de hombres, mujeres y niños ocurrido en la Alemania dominada por el horror nazi.

 

Para quienes hemos seguido el derrotero político-institucional de Macri no nos sorprende lo que el presidente escribió y difundió profusamente a través de su cuenta twiter. En su caso, las palabras y las acciones son coherentes, transitan por la misma línea ideológica.
Cuando decidimos ilustrar la tapa de Lumbre con el montaje nazi con el que lo presentamos hace nueve años, Macri era jefe del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Por aquellos días, la derecha gobernante en el primer distrito nacional preparaba acciones regresivas manifestadas en la nueva policía metropolitana.

 

“La nueva policía macrista se nutre de la mano de obra desocupada de la última dictadura” decíamos y remitíamos al lector a la contratapa de la publicación. En la bajada de la contratapa ilustrada con una foto del despedido comisario Jorge Fino Palacios, decíamos: “Se fue “Fino” Palacios pero quedan otros muy gruesos. Ex comisarios, acusados de participar en los crímenes de la dictadura militar, en casos de corrupción y en la sangrienta represión de diciembre de 2001, ocupan puestos claves en la Policía Metropolitana. Otros son asesores de legisladores del PRO. Por si fuera poco, el macrismo también contrató carapintadas”.

 

Un fragmento del texto decía lo siguiente: “La movilización popular forzó a Mauricio Macri a aceptar la renuncia de Jorge “Fino” Palacios como jefe de la Policía Metropolitana, pero muchos ex uniformados afines ideológicamente al comisario retirado pululan como asesores en varios despachos del gobierno porteño y de la Legislatura, lo cual habla bien a las claras que el PRO no ha dejado de lado su intención de contar con una fuerza de seguridad que privilegiará la represión sobre la prevención”.

 

En otro párrafo se lee: “Ya lanzado a crear su Gestapo, el jefe de gobierno autorizó crear por decreto incorporar militares retirados para tareas de inteligencia, lo cual vulnera expresas disposiciones de la Ley Nacional de Seguridad Interior, vetó la norma sancionada por la Legislatura para la creación de un Comité de Seguimiento y Control de la actuación de la Pölicía Metropolitana y decidió no requerir a los futuros oficiales y agentes porteños el título secundario, requisito exigido por la ley 2.894”.

 

En un recuadro incluido en la misma página ofrecimos una lista con los nombres de algunos de aquellos personajes. El título los definía con absoluta claridad: “El pasado los condena”. A Macri también.

 

 

La revista Noticias publicó en su última edición una extensa nota acerca de la denuncia penal que prestigiosos juristas acaban de presentar contra Mauricio Macri por haber repetido expresiones discriminatorias y amenazantes utilizadas por Hitler en su libro Mi Lucha.

 

Visto 1091 veces Modificado por última vez en Lunes, 08 Octubre 2018 23:49

Publicidad
  • "El pueblo aprendió que estaba solo y que debía pelear por sí mismo y que de su propia entraña sacaría los medios, el silencio, la astucia y la fuerza". Rodolfo Walsh