Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más en esta categoría: "Soy soldado del peronismo y al trabajo no le tengo miedo" Taty Pereyra, padre y compañero, pasó por "Salieris"

Sandra Russo en Radio Kermés: "pasó lo que decíamos que iba pasar si gobernaba Macri"

Por Publicado Octubre 24, 2018
Valora este artículo
(0 votos)

La periodista y escritora Sandra Russo, que este viernes y sábado estará en Santa Rosa, aseveró que no hay libertad de expresión en la Argentina y que el gobierno tiene una lista negra de comunicadores y comunicadoras que ella misma integra. También se refirió a la lucha feminista y la reacción de sectores restauradores: "El panorama está mucho peor que cuando yo escribí “Lo Femenino”, que sigue teniendo mucha vigencia a partir de lo que pasa con distintos feminismos, a lo que hay que agregarle la ola anti-género. Hay que reactualizar esas discusiones".

 

Russo contó: “Yo estoy en una lista negra hace tres años, además del panorama de los medios, quisiera agregar que existe una lista negra de gente que no puede ser contratada bajo ninguna circunstancia en ningún medio y yo la integro, igual que todos mis ex compañeros de 678”, aseguró la periodista. “Más allá de haber dicho muchas veces que yo criticaba al programa y que no extraño hacerlo para nada, sí me gusta decir que todo lo que decíamos sobre qué podía pasar si gobernaba Macri resiste todo el archivo. Pasó exactamente eso y peor”.

 

- ¿Qué te sorprendió de la gestión de Macri?

- Mucho, nada. Mi lectura desde un principio fue que este no era un gobierno argentino, era un gobierno buitre. Desde el momento que Fonseca -que era el dueño del estudio de Panamá donde se descubrió los Panamá Papers- reveló sin que nadie se lo pidiera y sin interés específico, que el que le había pagado y había acompañado a Lanata a hacer una investigación buscando algo sobre Cristina, que nunca encontraron, fue Paul Singer... Desde esa información que hubiese sido un escándalo en cualquier país con libertad de expresión, y no es el caso de la Argentina, quedó absolutamente confirmada mi impresión de que eligiéndolo a Macri elegíamos un gobierno embajador de mandantes de afuera, que era un proyecto buitre como lo está demostrando, y como lo demuestra el presupuesto que se vota con complicidad de un sector del peronismo que avergüenza y que no se puede llamar peronista. El objetivo es la destrucción, no gobernar. Macri es una desgrabación permanente, como cuando llamás a una empresa de energía para ver porqué no hay luz. Te atiende un contestador automático. El PRO es eso: un contestador automático, no hay nadie del otro lado, porque está manejado a control remoto por mandantes del exterior que son los que van a venir a comprar todo cuando todo esto quiebre.

 

- Aludiste a la ola “pro-vida”: ¿se percibe ese intento restaurador en algún sentido?
- Hay un nuevo sujeto político muy peligroso, que viene de la mano de los neopentecostales. Vemos lo que pasa en Brasil, está digitado desde la CIA. Hace décadas que están ensayando con diferentes vertientes, neopentecostales, neoevangélicas. Pasó en Perú, donde le hicieron la campaña a Fujimori, son grupos profundamente conservadores, Larreta y Vidal se han dejado ver en trance con algunos pastores, que no son de las religiones evangélicas históricas, hay que tener cuidado con eso. Hay iglesias que han apoyado derechos y atención a sectores vulnerables, estas son sectas que vienen por el populismo de derecha, con rasgos fascistas, vinculadas con grupos ‘pro-vida’ que se dicen contra la ideología de género. Quieren volver 50 años para atrás, y por eso van contra la educación sexual. Quieren suprimir la idea de que la sexualidad es algo que se construye socialmente. Esta gente viene a restaurar un orden donde hay que ser blanco, heterosexual, de derecha, y si sos una mujer instinto maternal y cuidar a los hijos en la casa. Todos los días vemos a alguna chica con un pañuelo verde que es atacada, o le pegan a una pareja de gays. La ciudad encarna ese espíritu neoconservador que puede terminar en cualquier cosa, porque son grupos muy violentos.

 

- Frente a esta alianza de esos sectores neoevangelistas y conservadores, ¿se gesta otra alianza de sectores populares con la Iglesia Católica? ¿Es como si no quedara otra que aliarse con espacios religiosos, como ocurrió en la movilización en Luján, que nucleó a sectores trabajadores con otros espacios que incluso se dice contaron con el aval del papa Francisco?
- En su momento leí el documento “Aparecida”, apenas Francisco fue elegido Papa desde mi ateísimo, no soy creyente. Y es un documento claramente anti-neoliberal que escribieron los obispos de Latinoamérica en la década pasada. Lo que está haciendo Francisco lo banco y defiendo geopolíticamente, es un movimiento extraordinario en estos últimos años. Desde ese lugar me parece un jugador muy importante. No desde la fe y el dogma, sino de amalgama entre muchos sectores. En Luján se dio una escena de unidad de muchos sectores entre los que hay recelos pero entienden que hay que sobreponer las diferencias para saltar por encima de un fenómeno tan sanguinario. Quieren copiar el fenómeno de las fuerzas de choque, no me parece una cuestión de iglesia Católica versus iglesia evangélica. Se vendió por los medios hegemónicos que el papa estaba detrás de eso, pero había ateos, musulmanes, judíos y protestantes y el documento de consenso tuvo todas las firmas. El hecho de que se haya dado en Luján implica que la consigna de “pan, paz y trabajo” estuvo localizada ahí, pero me parece muy bien que diferentes sectores que incluso no se soportan entre sí vayan entendiendo que enfrente hay alguien muy peligroso que viene por el pan, por la paz y por el trabajo.

 

- Uno de los asuntos en ese marco es cómo compatibilizar esos reclamos con el planteo de algunos feminismos para separar la Iglesia y el Estado. ¿Te parece que es momento estratégico para dar ese debate?
- No, me parece que no. Estoy a favor de un estado laico, obviamente, pero es un debate impuesto por la derecha. No niego que haya grupos que vienen dando esa pelea justa. Francisco también ha dicho que está a favor de los estados laicos, pero en este momento tenemos a los tipos estos haciendo un trabajo territorial feroz, enorme, muy efectivo, y no podemos permitir que de vuelta nos desvíen la agenda. Durante más de 100 años convivimos con esto, justo en este momento en que están siendo financiados como ONG por el estado... no me parece que los sueldos a los obispos o subsidios a la orientación religiosa, estoy en contra, como de que los jueces no paguen Ganancias. Pero la agenda no la está imponiendo la oposición. Hay muchos feminismos y hay controversias, debería replantearse lo que está pasando con estos grupos nuevos y salir a unirse contra esa ofensiva mucho más retrógrada, porque dentro de la Iglesia católica básicamente es el Opus Dei el que fogoneó la ideología conservadora, pero con penetración en clases altas y acomodadas. El peligro con estos tipos, que son enajenados, fanáticos que generan fanáticos y violencia, es que penetran en los sectores populares.

 

- Como biógrafa de Cristina Fernández de Kirchner, ¿qué percibís que puede ocurrir con ella misma y su liderazo político: será candidata?
- No lo sé, hay que ver si va presa o no, primero. Si como vemos copian tan burdamente a Brasil y vemos ese resultado tremendo, no es joda: es muy duro tener un país nazi al lado. Hasta ahora su estrategia es mantenerse bastante callada y hablar en el Senado, dejar que los melones se acomoden, ha dado un resultado. En el pueblo, en las bases, la representación por la que se reclama es la de ella. Porque la verdad que es la única que ya dio señales si podemos llegar a elecciones limpias, que está por verse.

 

- ¿Cómo has analizado el cambio de posición de Cristina respecto del aborto?
- Ella lo dijo y le creo, es una mujer que no necesita mentir al respecto. La agenda feminista no formaba parte de la generación del ‘70, sí las había, pero en la generación de militantes políticas de los ‘70, en las peronistas por lo menos, el tema no estaba. Cuando hice el libro ni siquiera asomaba la posibilidad de algo concreto, ella fue clara: dijo que no estaba de acuerdo, pero no decía que tenía razón. Entendí que si salía la ley no la vetaba. Tiene una hija muy feminista. Y como ha pasado con muchas otras familias, las hijas les enseñan a las madres de qué se trata el patriarcado, además Cristina es una dirigente política dinámica que va acompañando a la época. Saludo el cambio que ha tenido.

 

- ¿Cuál es tu mirada del conflicto que atraviesa Página/12 y sobre la situación que sufren los medios de comunicación en general en este momento?
- No tengo mucho contacto con el diario, hace 15 años que no voy, mando mis notas, cambiaron de dueños, no conozco la estructura interna, sé que fueron las paritarias más bajas, también que hay un retaceo de pauta y condicionamientos para esa poca pauta. Había como una especie de pacto para que el diario saliera, salía porque lo sacábamos los jefes, Página/12 fue el único diario que mantuvo comisiones internas durante el menemato. Pero salía a la calle igual. Ahora está la versión on line, significa un gasto grande seguir sacando el diario, porque el papel es caro, porque depende de Clarín, y eso se engancha con otros paros y conflictos en distintos medios. TN nunca iba a desaparecer, los que iban a desaparecer eran todos los demás si la Ley de Medios no se aplicaba y eso está pasando.

 

- Visto ese decadente panorama de los medios masivos, ¿cómo te informás y cómo sugerís que nos informemos?
- Yo no miro televisión. Veo algunos horarios de C5N, algunos, no todos. No miro televisión de aire nunca, no tengo la menor idea de lo que pasa en Intratables o Animales Sueltos, descubrí que es una manera de conservar la salud y no vivir envenenado. Hay que poner el cuerpo cuando la lucha lo demanda, y hay que sacarlo cuando la lucha lo demanda. Hay que sacar el cuerpo del sillón para no dejarse contaminar. Me informo por sitios alternativos, que son los únicos que tienen algo de periodismo y la perspectiva que me interesa.

Información adicional

  • archive:
Visto 474 veces Modificado por última vez en Jueves, 25 Octubre 2018 11:38

Publicidad
  • "El pueblo aprendió que estaba solo y que debía pelear por sí mismo y que de su propia entraña sacaría los medios, el silencio, la astucia y la fuerza". Rodolfo Walsh