Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más en esta categoría: "Es necesario un cambio a nivel nacional" Solana candidato a gobernador, "es una decisión histórica"

Sergio Ziliotto en Radio Kermés: “Llegó el momento y no lo pienso desaprovechar”

Por Publicado Diciembre 20, 2018
Valora este artículo
(0 votos)

Sergio Ziliotto admite que cuando tiene que hablar sobre la cosa pública es demasiado serio. Reconoce que sus asesores de campaña le piden, a veces, un poco de simpatía. Pero también advierte: “la seriedad es un valor”. Es una de las sentencias que soltó en “Salieris, un cacho de cultura”: la charla completa está en el audio que forma parte de este artículo.

 

Ziliotto confesó que percibía que Carlos Verna lo iba a elegir como su posible sucesor: “Es algo que siempre pensé que se iba a dar, pero lamentablemente se nos adelantó el reloj de la historia cuatro años. Como se dice habitualmente, yo he hecho todas las inferiores. En todos los lugares donde he estado dejé una marca. Puse el mayor esfuerzo posible y logré cosas, en todos los lugares dejé algo que me reconocen. Y bueno: llegó el momento y no lo pienso desprovechar”.

 

En la charla con “Salieris”, Ziliotto habló del Caso Marino (“muy apenado porque se desvirtúa la política, que es maravillosa, por el accionar de los malos políticos, es realmente una canallada”); explicó las razones del frente con espacios de centroizquierda; dejó en claro que tendrá una forma de conducción de mucha consulta a sus aliados; hizo hincapié en la necesidad de recuperar los recursos hídricos y reivindicó el voto en favor del aborto para “ampliar derechos de las mujeres”. Y habló de fútbol, más vale.

 

También respondió desde su posición sobre asuntos que queman, como el Megaestadio o la protección política del PJ a dirigentes vinculados con la trata de personas. “Estas personas han llegado por el voto popular y las han reelegido. No podemos desde el partido expulsar a un intendente. Hay denuncias contundentes, es cierto, y voy a estar del lado del más débil, pero nos subsumimos también al voto de la gente”, reflexionó.

 

(Jorge) Cabak volverá a ser intendente si la sociedad de Macachín lo vota, la sociedad también supongo que estará en condiciones de castigar. También lo avalaron los afiliados del peronismo que no pusieron una lista enfrente”, advirtió.

 

VERNA, UN “VISIONARIO”. FUERA TIERNO. Ziliotto también comentó algunos aspectos de la extraña conducta política de Verna (“es un proceso entender que la prensa no es un cuco y muchas veces pueden aparecer consejeros que no son buenos”, señaló). Contó el día en que lo conoció y cree que aunque se puedan percibir algunos cambios en sus gestiones y modos de plantarse, siempre fue más o menos el mismo.

 

“Carlos (Verna) está formado en sus circunstancias y sus tiempos”, explicó y ejemplificó: “Cuando le pidieron la renuncia como profesor de la UTN en Pico lo hicieron con una pistola encima del escritorio…”. “A Carlos yo lo entiendo, hace 35 años de convivimos y entendí siempre hacia dónde iba. Ha tomado decisiones que me ha costado muchísimo entenderlas, pero el tiempo le dio la razón”, aseveró. “Es un visionario”, completó.

 

Dejó en claro que nunca llamará a Juan Carlos Tierno como funcionario: “siempre lo resistí. Es una persona que ha usado los cargos públicos para violentar la ley. No va a estar a mi lado”, afirmó.

 

 

INFANCIA SIN MADRE. Ziliotto relató que su padre fue policía durante un breve tiempo y después tenía algunos camiones para cargar objetos. Recuerda los días en que lo ayudaba en esas tareas. Su padre también fue ferroviario. Recuerda los varios Ziliotto que se instalaron en pequeñas localidades del norte, además de General Pico.

 

No tuve la oportunidad de criarme con mamá, que murió cuando yo tenía 6 años. Me crié con una tía, papá me pasaba a ver después del mediodía... Después de la escuela, cenábamos con él y después nos llevaban a lo de la tía otra vez. Son cuestiones de la vida que hay que enfrentar. Y fue una infancia feliz: todo lo que mis padres me pudieron dar me lo dieron”, contó.

 

 

UN “SANTARROSEÑO”. Aunque nació en General Pico y sigue siendo muy hincha de Costa Brava, Ziliotto ya se dice “un santarroseño”. Aclara, en ese papel, que tiene claro a qué precandidato votará en la interna pero prefiere no revelarlo porque sabe que su decisión puede marcar una orientación.

 

Cuando en Salieris le hicieron la pregunta tradicional (“¿Quién te crees que sos?”), Ziliotto respondió: “Claramente soy un pampeano simple, como la mayoría de los pampeanos, con una infancia normal, feliz a pesar de no pertenecer a una familia adinerada. Era una época en donde no había problemas con el trabajo. No pude inicialmente cuando terminé la secundaria ingresar a la Universidad, mis padres no podían pagar estudios universitarios. Me crié en el Barrio Oeste de General Pico, jugando a la pelota en la calle de tierra y mezclando nuestra vida con la capilla del padre José Grigione, que es un ícono de cómo enfrentar la educación. Estaba el club Costa Brava cerca, fue una infancia feliz. Cuando terminé la secundaria me vine a Toay a hacer la colimba”.

 

Le tocó trabajar como bancario y después llegaron los tiempos del estudio universitario, en paralelo con la actividad en la administración pública. Así lo conoció a Carlos Verna, cuando el hoy gobernador era ministro de Obras Públicas en el primer gobierno provincial desde el regreso de la democracia.

 

En la casa familiar la política no aparecía demasiado: “fue una cuestión de la circunstancia que me tocó vivir”, relató. Presidió la comisión del curso del secundario, en una época en que estaban prohibidos los centros de estudiantes (plena dictadura). Después se volcó al peronismo, entre otras cosas, por el recuerdo que tenía de esas “épocas de Perón en que papá decía que siempre había trabajo”. También influyó su relación familiar con Carlos Beltramino, vinculado a sectores del sindicalismo peronista.

 

Información adicional

  • archive:
Visto 535 veces Modificado por última vez en Jueves, 20 Diciembre 2018 20:53

Publicidad
  • "El pueblo aprendió que estaba solo y que debía pelear por sí mismo y que de su propia entraña sacaría los medios, el silencio, la astucia y la fuerza". Rodolfo Walsh