Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más en esta categoría: Altolaguirre sobre Mac Allister: "el que pierde la elección queda un poco caliente" Jueces dignos y coherentes

Marino se quedó con las ganas

Por Publicado Febrero 27, 2019
Valora este artículo
(0 votos)

El senador radical pampeano Juan Carlos Marino renunció a continuar como vicepresidente primero del Senado por la denuncia de abuso sexual que le hizo una ex empleada suya en diciembre. Fue tras una movida de las mujeres peronistas, que le pusieron freno, y luego de que Marino consiguiera el aval de su partido y de los socios del PRO en Cambiemos.

 

No tuvo más opción que dar un paso al costado para evitar un papelón.

 

"Voy a esperar un fallo judicial que, no dudo demostrará mí inocencia. Pero mientras esto suceda, considero prudente declinar la postulación con la que me están honrando nuevamente", escribió Marino en una carta que le giro a Gabriela Michetti a las 14, minutos antes que iniciara la reunión del bloque justicialista de Miguel Pichetto.

 

El rionegrino temía una rebelión justo cuando iban a proclamarlo por un nuevo año como jefe de bloque, pero consiguió frenarla.

 

A las 15.30 se reúne el bloque Cambiemos y a las 17 se realizará la sesión preparatoria para renovar las autoridades. El lugar de Marino quedaría para alguna senadora radical.

 

En Cambiemos y en el PJ no salían de su asombro sobre la insistencia de Marino en llevar su negociación al límite, cuando no era posible imaginar una sesión que lo proclame autoridad sin las senadoras levantando la voz. Algunos creían ver una estrategia judicial o una presión de los servicios de inteligencia, que hace años eligen al pampeano al frente de la bicameral encargada de controlarlos. Casi nunca la convoca, señaló el portal especializado La Política On Line.

 

Visto 607 veces

Publicidad
  • "El pueblo aprendió que estaba solo y que debía pelear por sí mismo y que de su propia entraña sacaría los medios, el silencio, la astucia y la fuerza". Rodolfo Walsh