Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más en esta categoría: Guiñazú Mariani, suspendida Docentes piden por la implementación de la ESI en todas las escuelas

Consejería de Salud Sexual: "No queremos más mujeres muertas por abortos clandestinos"

Por Publicado Marzo 03, 2019
Valora este artículo
(0 votos)

Las trabajadoras sociales Yanina Arteaga y Marisa Pérez y la médica Patricia Giménez estuvieron en La Kermés de los Sábados contando el laburo del equipo de Salud del Hospital de Toay, Segundo Taladriz.

 

Puntualmente hicieron referencia a la consejería en Salud Sexual, que funciona hace unos 8 años pero se ha reactivado especialmente en los últimos años. También profundizaron en la problemática de la interrupción legal del embarazo. En el audio que acompaña este artículo, la charla completa.

 

"Cuando nos sentamos a reveer el espacio en sí, y a definir cómo seguimos, resolvimos dar una vuelta de tuerca. Nos sentamos a ver lo que sucedía en el hospital y hacia dónde apuntar. El grupo etárea más invisibilizado era el de los adolescentes, así que nos orientamos hacia ese lado, lo que no implica no atender a otras personas, pero sí hacemos foco en ese grupo", explicó Arteaga.

 

"La idea era también romper con los muros del hospital y salir hacia afuera en la comunidad, articular con lo que ya existía, como las escuelas, o las actividades de adolescentes en otros lugares. Anexamos nuestra tarea a las actividades de otras instituciones, generalmente con secundarias, pero también con primarias, para que los pibes sepan que existe un espacio para ellos, que nos conozcan", añadió.

 

El lineamiento político está basado en la ley que reconoce el derecho a la salud, que implica la salud sexual. La médica Giménez recordó que antes de la tarea de profundización el lugar era conocido, simplemente, como "el consultorio de las pastillas". "Se fue complicando, porque el paciente estaba acostumbrado a llegar, saludar, pedir lo que quería e irse. Y de pronto les empezamos a pedir que contaran de ellos, de su vida, de cómo son sus relaciones sexuales, si había relaciones con violencia... primero se sintieron shokeados. También abordamos la situación de la responsabilidad del hombre en la sexualidad", relató.

 

"Le dimos a las mujeres la mirada de que no tienen que estar en una posición sumisa. Empzaron las preguntas sobre el tema, las reflexiones sobre la mochila que siempre lleva la mujer... Empezamos a tener una afluencia de personas de todas las edades. Llegaron personas con otros derechos vulnerados. No llegó violencia de género. Y si bien nosotros estamos solo los viernes, las personas nos referencias y nos buscan a nosotros cualquier otro día. También tuvimos que romper barreras de accesibilidad dentro del hospital, ahora existe el conocimiento de dónde puede ir una persona con determinada problemática, se comunican con nosotras, hay referencias en la salud sexual", apuntaron.

 

Señalaron que hubo que reeducar a los propios compañeros y compañeras de Salud en algunos temas. Y destacaron los avances que se lograron en equipo. "Costó romper algunas cosas", reconocieron. El Hospital Taladriz en algún sentido parece ir un paso adelante en lo que tiene que ver con la Educación Sexual Integral o la legalización del aborto.

 

"Hay otros servicios, contados con la mano, respecto de cómo estamos funcionando. Hay un equipo que tiene que ver con la interrupción legal del embarazo, tomamos posición ante la institución, como profesionales de la Salud. Hubo debates con el resto de los compañeros, pero es claro que no queremos más mujeres muertas por abortos clandestinos. Así que más allá de la discusión que se pudo dar, igual diagramamos una estrategia en la que planteamos al resto que aunque no estuvieran a favor, no se podía ser objetor para la información. Se confund muchas veces: una cosa es objetar la implementación por parte de un profesional médico, pero distinto es negar la información, el acceso a esa información", diferenció Marisa Pérez.

 

"Si no le das la información, se manda a una mujer a un aborto clandestino y el profesional que hace eso obstaculiza de una manera ilegal", afirmó. "Poco a poco nos dimos cuenta de que por suerte cada vez hay mayor apertura. De a poco, otros profesionales que no derivaban empiezan a hacerlo", explicó. Y aclaró: "hay quienes pueden no estar de acuerdo en lo personal, pero no se puede negar ni la información ni la accesibilidad".

 

 

La nota completa se puede escuchar acá:

 

Información adicional

  • archive:
Visto 341 veces Modificado por última vez en Domingo, 03 Marzo 2019 16:32

Publicidad
  • "El pueblo aprendió que estaba solo y que debía pelear por sí mismo y que de su propia entraña sacaría los medios, el silencio, la astucia y la fuerza". Rodolfo Walsh