Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más en esta categoría: #8M: "La política mantiene un sistema de dominación que va a en contra de los derechos de las mujeres" "La masividad del reclamo feminista es mundial"

Marcela Castillo reafirmó su denuncia contra Perelló: "Fue sádico, perverso, brutal"

Por Publicado Marzo 13, 2019
Valora este artículo
(0 votos)

Marcela Castillo tiene 50 años, es pampeana pero vive en Esquel. Hace unas semanas denunció públicamente al actual diputado provincial por Cambiemos, Fernando Perelló, por haber participado de la violación colectiva a la que fue sometida en Eduardo Castex, cuando tenía 15 años. A pesar de los reclamos de organizaciones feministas e incluso de las mujeres militantes del partido radical, el diputado sigue en su banca. La renuncia a una candidatura fue el único logro en un mapa político donde el año electoral, efectivamente, tiene un peso especifico a la hora de hacer movimientos y visibilizar situaciones incómodas y desequilibrantes. 

 

En el programa "Tu tiempo mujer", que hacen Mary Zerbino, Nina Yanes y Anabela Abram, contó que junto al violador Perelló participaron José Cueto, que también la sometió físicamente, y Darío Elero, que se dedicó a mirar y a hacer caso omiso a sus pedidos de auxilio. "Esa noche estábamos tomando mate, mirando televisión, y de repente todo se convirtió en caos, uno me empezó a tocar, después el otro, yo me quería ir y no me dejaron", afirmó.

 

"Fue tan sádico, tan perverso, fue brutal", dijo Marcela, que además los escuchó hablar acerca de la posibilidad de matarla, porque, dijeron, nadie la buscaría. El suplicio continuó luego de que su mamá la llevara al hospital, donde constataron la violación; y cuando el comisario Passarello y dos policías, en tono de burla le decían: "Nena, tomate esa pastilla porque te va a salir un nene a cuadritos". El mismo calvario sufrió cuando se presentó ante la justicia, donde no le creyeron ni la apoyaron, y la revictimizaron nuevamente con preguntas tales como "¿Por qué entró a la casa? Usted no tendría que haber entrado"; "Usted tenía una minifalda" o "¿Usted se prostituye?".

 

Marcela sostuvo que el actual clima de época y la lucha colectiva de las mujeres le permitió visibilizar a estos violadores y desenmascarar toda la trama cultural y social que atraviesa el proceso posterior de una violación, donde se intenta construir la culpabilidad de la mujer, proteger a los violadores y descreer del testimonio de la víctima.

 

Revictimización y crueldad de la cultura de la violación, contrarrestada por esta lucha feminista que ya no tiene retorno, a costa de daños que sin embargo encuentran en lo colectivo un modo de desmontar el dolor, para rehacerse psíquica y socialmente: "yo en Castex me ahogaba, era literal, me sentía señalada. Ellos quedaron como los machitos y no les pasó nada. Duele menos después de haberlo contado. Fue liberador. El día que escuché a Thelma Fardin pensé en esa chica, tan chiquita y dije 'si es lo que me pasó a mí', y me dije voy a contarlo también, es parte de mi historia. Esto ayuda a otras personas para que se animen. Muchas cosas de a poco, están cambiando".

 

Acá les compartimos la nota completa. Foto: DiarioTextual.

Información adicional

  • archive:
Visto 909 veces Modificado por última vez en Jueves, 14 Marzo 2019 09:27

Publicidad
  • "El pueblo aprendió que estaba solo y que debía pelear por sí mismo y que de su propia entraña sacaría los medios, el silencio, la astucia y la fuerza". Rodolfo Walsh