Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más en esta categoría: PUTO: Neto arte político Elisa Gagliano: en el binarismo empieza el fascismo

Oh honey!, no todo es pink…

Por Publicado Abril 04, 2019
Valora este artículo
(0 votos)

Fabi Ubran llegó desde Paraguay hace varios años a Santa Rosa. Sin embargo su tonada está allí muy presente. Su decir, al que mezcla divertido con palabras en inglés para arrancar el disfrute de quien escuche, se detiene reflexivo al referirse al movimiento feminista que conoció a través de su amiga Lulú. “La mayoría de las veces son las mujeres las que defienden a las personas discriminadas como nosotres”, dice agradecido y se entusiasma a la hora de reivindicar la lucha por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, identidades y orientaciones sexuales.

 

Más allá de lo sufrido, propone el amor como revolución transformadora de una sociedad que “no te elige por lo que sabés o sos capaz de dar”. Más allá de los sufrimientos y discriminaciones sufridas, nos pide que sepamos “entender a las demás personas. Hay que amarlas tal cual son y cuando alguien maltrata no hay que devolver de la misma forma, sino entender que así como está el veneno que destruye el sentimiento de los demás, en lugar de renegarse, hay que intentar sentir amor. Hacerles sentir lo que es el cariño y el compañerismo”.

 

Acá te dejamos la charla completa con un estudiante de enfermería, amante de la danza, el teatro y el fútbol femenino, elaborador de comidas en Agridulce, que sueña y proyecta ofrecer un espectáculo de Drag Queen en la próxima fiesta de Desgenerades.

 

Información adicional

  • archive:
Visto 233 veces Modificado por última vez en Jueves, 04 Abril 2019 23:10

Publicidad
  • "El pueblo aprendió que estaba solo y que debía pelear por sí mismo y que de su propia entraña sacaría los medios, el silencio, la astucia y la fuerza". Rodolfo Walsh