Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más en esta categoría: La trata y la violencia contra las mujeres en tiempos electorales La UCR atrasa, pero está al día

Acerca de la Memoria

Por Publicado Junio 10, 2019
Valora este artículo
(0 votos)

Por Raquel Barabaschi (*)

La Seccional Primera de Santa Rosa fue construída en “las afueras" de esta ciudad, e inaugurada de apuro a afines de 1974. Estaba enclavada en un descampado. No había vecindario. Sólo el tan recordado parque y el ruido de las hamacas que nos alumbraban el día Domingo.
Mirando en retrospectiva parece una paradoja.

 

Aseguro que fue de “apuro”, porque para enero de 1975 cuando tuvimos destino de calabozos los estudiantes, directivos y no docentes de la Universidad Tecnológica Nacional de General Pico, denunciados como “zurdos”, “trapos rojos “,”pertenecientes a la Cuarta Internacional” por el entonces diputado justicialista Carlos Aragonés y sus conspicuos acompañantes de las 62 Organizaciones Peronistas, al ser “alojados” en esas instalaciones, olía a pintura fresca, tan fresca que hasta nos manchaba la ropa.

 

De noche no había luz, porque no se había terminado la obra de la Instalación eléctrica. Ese es el principio de la Historia acerca de un espacio físico solicitado para que sea un lugar para preservar la Memoria.

 

Esa detención colectiva del grupo de la UTN fue el preludio de todo lo que vino después. Fuimos 33 presos políticos en democracia, jóvenes de entre 18 y 33 años de edad. Luego, ahí nomás, y sin pérdida de tiempo, en marzo de 1975 es arrasado el Colectivo del Movimiento Siloísta, 26 chicas y chicos de entre 16 y 22 años, por pensar y ser “diferentes”, perseguidos, encarcelados, secuestrados, vejados, llevados a esa misma dependencia, relatando las mismas experiencias, el olor de la pintura, la falta de luz (estos detalles le achacamos al Edificio), los malos tratos y las humillaciones, a las “Fuerzas de Seguridad”, y a sus Responsables Políticos.

 

El 23 de marzo de 1975 es detenido en esa Seccional el Profesor Carlos Gregorio Agaya, nuestro Decano de la UTN, primer preso político de esta Provincia puesto a disposición del PEN. En Noviembre de 1975, comienzan las razias y secuestros al Colectivo de los Médicos del Servicio Provincial de Salud, quienes habían llegado a la Provincia a través de un Concurso Público, para ser luego víctimas del Estado que los abandonó. La misma suerte corrieron los y las integrantes del IER y la UNLP, rector, profesores, alumnos, no docentes, que padecieron años de cárcel en distintos penales, exilios internos y externos y pérdidas de sus puestos de trabajo.

 

Así, de horror en horror llegamos a marzo del '76 , donde comienzan los secuestros masivos en toda la provincia, torturas, picanas, submarinos seco, hacinamiento, abusos, violaciones, abortos, torturas físicas y psicológicas.

 

La Seccional Primera estaba allí, en las afueras y no había vecindario que escuchara nuestros gritos a la hora de ser torturados. Estaba a las afueras y los verdugos podían ir y venir, arrastrar personas atadas a un vehículo, cargarlas y descargarlas.

 

El Edificio fue señalado como Centro Clandestino de Detención, colocamos una placa en su puerta que así lo indica. Militamos e impulsamos los juicios desde el día mismo en que se derogaron las leyes de obediencia debida y punto final. Siempre pedimos que el Edificio de la Seccional Primera, fuera convertido en un Espacio de Memoria.

 

Lugar de Memoria significa preservarlo, no intervenirlo ni modificarlo. Ello implica que seamos las víctimas que pasamos por allí quienes señalemos cada rincón, celda, puerta, barrote de las rejas, cada inmunda letrina, piletón, cada loza para apoyar el magro colchón lleno de chinches. Señalar la escalera que nos conducía a la sala de torturas en la Planta Alta. Todo está allí, y así queremos mostrarlo, para que quien lo visite comprenda los horrores vividos en ese lugar.

 

El viernes pasado en un acto “no público“ (dado que NO tuvo difusión previa), con claros tintes políticos partidarios, funcionarias de Cultura, con la presencia del Jefe de la Policía y el ministro de seguridad (y la notable ausencia de víctimas), anunciaron la resolución mediante la cual el Espacio se declara como Patrimonio Cultural de la Provincia.

 

La Iniciativa fue presentada en la Legislatura por el diputado Eduardo Tindiglia y el Dr. Franco Catalani, y fue aprobada por todos los bloques.

 

Celebramos esta resolución, que es un paso muy importante para que la Memoria triunfe sobre el olvido y el negacionismo.

 

Lo que no avalamos es que se pretenda hacer un uso Político Partidario de un tema tan caro y doloroso para todos. Aclararle a la señora Secretaria que este no es un año esencialmente Democrático, desde hace 36 años en que hemos recuperado el vivir en Democracia, todos los han sido, con escollos muy tristes en algunos momentos, como el alzamiento carapintada contra el gobierno del Dr. Raúl Alfonsín, las leyes de obediencia debida y punto final, los indultos de Menem, el estallido Social en 2001 que nos dejara 38 víctimas inocentes, las muertes de Kosteky y Santillán, las víctimas de Cromañon, Pocho Lepratti, Carlos Fuentealba, Mariano Ferreyra, Luciano Arruga, los cientos de pibes víctimas del gatillo fácil. Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, El ARA San Juan, los pibes de Monte Grande, los cientos de femicidios evitables en todo el país, sólo por enunciar brevemente algunos casos emblemáticos de la larga Deuda Pendiente que en Materia de Derechos Humanos tiene el Estado Argentino.

 

En ese contexto, La Pampa, como no fue antes “Una Isla”, tampoco lo ha sido ni lo es en Democracia. La Pampa tuvo y tiene un gran déficit en Política de Derechos Humanos, para graficarlo podemos señalar los apremios ilegales y muertes en comisarías, la del jornalero Canale en General Acha o Chami Fernandez , quemado en General Pico. Las muertes de los cazadores Matías Ramos y Santiago Garialdi por balas policiales. El ataque con balas de gomas y palos a los vecinos del Meridiano V, donde le destrozaron la pierna a un pibe de 20 años. La detención ilegal de la periodista Cintia Alcaraz mientras ejercía su derecho a trabajar registrando a su vez la detención de madres con bebés en sus changuitos.

 

El logro de que el Espacio pase a ser Patrimonio Cultural, no se debe a las Políticas de Derechos Humanos del Gobierno, es un logro de las Luchas Colectivas del Campo Popular que vienen denunciando y peticionando sin bajar los brazos.

 

No es verdad que sea poco lo que queda del Espacio Original, de hecho en el marco de los Juicios de la Subzona 14, hemos hecho tres reconocimientos, en 2009 (audiencias preliminares), en 2010 en el juicio, donde señalamos las modificaciones con la presencia del Dr. Triputti, y el imputado Athos Reta quién asintió nuestra observación al respecto, y el tercero en 2018.

 

La Seccional Primera de Santa Rosa, nació con un objetivo y un destino oscuro. La Memoria está para echar Luz.

 

(*) DNI 11.244.525

Visto 388 veces Modificado por última vez en Lunes, 10 Junio 2019 17:58

Publicidad
  • "El pueblo aprendió que estaba solo y que debía pelear por sí mismo y que de su propia entraña sacaría los medios, el silencio, la astucia y la fuerza". Rodolfo Walsh