Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más en esta categoría: "Ni santos ni demonios" "Los intendentes tienen miedo"

De Menem a Macri

Por Publicado Marzo 05, 2017
Valora este artículo
(0 votos)

Por Juan Carlos Martínez

 

"Habría que estar en la piel del ingeniero Santos" dijo el entonces presidente Carlos Menem. Se refería a aquel ingeniero que mató a dos chicos que momentos antes le habían robado el pasacasette de su auto.

 

El justiciero, que había observado la escena, fue en busca de su arma, subió al auto y persiguió a los chicos que se habían dado a la fuga. Les dio alcance y los mató a balazos.

 

En medio de la indignaci√≥n que produjo la reacci√≥n del autor del doble crimen, Menem sali√≥ a poner pa√Īos fr√≠os con un mensaje que no era otra cosa que justificar a quien hab√≠a hecho justicia por mano propia con total premeditaci√≥n y alevos√≠a.

 

En boca del presidente, aquel mensaje fue un verdadero estímulo para alentar a quienes creen que la ley de la selva es la mejor manera de resolver las cosas, sobre todo cuando se la aplica a los sectores más vulnerables de la sociedad.

 

Adem√°s de alentar a los justicieros, el hombre que indult√≥ a los comandantes del genocidio estaba dando carta blanca a los polic√≠as devotos del gatillo f√°cil, una especie que ha crecido a lo largo y a lo ancho del pa√≠s, ahora con otro presidente de su misma cala√Īa.

 

La alusión que Mauricio Macri hizo desde el Congreso Nacional sobre el dirigente de los maestros Roberto Baradel, destinatario de amenazas de muerte dirigidas a él y a su familia, adquiere una enorme y estremecedora gravedad institucional.

 

Decir que Baradel no necesita que lo cuiden después que un juez dispuso custodia para él y su familia no es un error originado por la ignorancia y la pobreza del lenguaje que caracteriza a este presidente.

 

Es el desprecio que Macri y quienes comparten el poder político sienten por la Constitución, las leyes y los tratados internacionales que rigen en sociedades democráticas y civilizadas.

 

El lenguaje utilizado por Macri es uno de los caminos que pueden conducirnos a la resurrección del horror que hemos vivido los argentinos bajo la sangrienta dictadura.

 

Visto 1204 veces

Publicidad
  • "El pueblo aprendi√≥ que estaba solo y que deb√≠a pelear por s√≠ mismo y que de su propia entra√Īa sacar√≠a los medios, el silencio, la astucia y la fuerza". Rodolfo Walsh