Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Más en esta categoría: Secretos, mitos y verdades de Vaca Muerta "Uso el lápiz y el papel para batallar contra la violencia y el machismo"

“No podemos tolerar que nuestra sociedad acepte la prostitución como trabajo”

Por Publicado Mayo 19, 2018
Valora este artículo
(0 votos)

Con una amplia participación, se está llevando a cabo en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA el “Primer Congreso Internacional Abolicionista”. En diálogo con “Señal que cabalgamos” (sábados de 9 a 11 por FM 106.1), Rosana López Rodríguez, de la Organización Trece Rosas, contó las motivaciones para desarrollar esa reunión inédita. Explicó que es la manera por medio de la cual buscan visibilizar y concientizar acerca del abolicionismo. Dijo que hay una avanzada real en términos políticos del regulacionismo (la posición que considera que la explotación sexual puede considerarse un trabajo), que desde hace años viene haciendo lobby: “Hay un proyecto de ley que pretenden que se discuta este año”.

 

“No podemos aceptar que nuestra sociedad acepte la prostitución como trabajo”, sentenció, y agregó que, desde sus formaciones militantes, tenían todos los argumentos teóricos, políticos, filosóficos y feministas para atacar los argumentos regulacionistas, pero que les faltaban elementos de la praxis y la empiria: “la última valla que tenemos que sortear contra el regulacionismo no es filosófica, sino empírica”. Por eso, destacó las exposiciones de especialistas de diversos países donde la regulación es ley.


“Para luchar contra el regulacionismo debemos recurrir a la realidad, a lo empírico, para derrumbar los argumentos que sostienen que las mujeres y trans prostituídas van a poder defender mejor sus derechos con la regulación”. En ese sentido, narro el ejemplo de Alemania. Allí, la regulación se ha convertido en el camino más directo para el tráfico de mujeres desde Rumania y Europa del Este. En rigor, explicó, solo el 10% de las mujeres y trans en situación de prostitución se han regularizado y resto atraviesa situaciones de explotación aún peores a la sanción de la ley regulacionista.


Concluyó, contra los argumentos de la versión local del regulacionismo y la explotación, que no son las mujeres y trans las enemigas de las abolicionistas, sino los proxenetas y socios y socias.

 

 

Información adicional

  • archive:
Visto 298 veces Modificado por última vez en Lunes, 21 Mayo 2018 18:56

Publicidad
  • "El pueblo aprendió que estaba solo y que debía pelear por sí mismo y que de su propia entraña sacaría los medios, el silencio, la astucia y la fuerza". Rodolfo Walsh