Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Alpargatas suspendió a más de 350 trabajadores de la planta local

Por Julio 05, 2016

La empresa Alpargatas suspendió a más de 350 trabajadores de la planta Calzar de Santa Rosa. El secretario general de la Asociación Obrera Textil, Nerio Medina, trazó un oscuro panorama para el sector.

 

“Todavía no sucedió pero la medida ya está anunciada. A lo que se había hablado a partir del 11, del sector de productos terminados, 71 trabajadores que van a ser suspendidos en la semana, se agregó, a partir del 18, a los que tienen las vacaciones pendientes, que son 190 trabajadores aproximadamente. Y a esos se le suma una suspensión, por dos semanas, al resto. Es decir, a partir del 18, estaría la plata prácticamente cerrada, con muy poca gente trabajando; solo los de mantenimiento, con algunos compañeros de vacaciones y la siguiente semana, hasta fin de mes, todo el personal suspendido”, explicó Medina.

 

“Ellos aducen la caída de las ventas; los planes que tenían para este año, se han caído todos. Acompañado de las medidas que están tomando de las suspensiones, según me lo anunciaron personalmente y a los trabajadores, han bajado el precio de la marca, para poder competir e inclusive poder exportar a parte de Sudamérica. Ellos dicen que no es un problema económico y eso no consta porque han pagado el aguinaldo en tiempo y forma. Ellos aseguran que a partir de agosto se va a entrar a trabajar de forma normal”, añadió.

 

Medina analizó la situación y describió que las importaciones que están entrando al país, libre de aranceles, “es algo que nadie dice pero que está sucediendo” y que a esa medida se le suma la caída del poder adquisitivo.

 

El sindicalista también reflexionó sobre las paritarias que se realizaron este año y sostuvo que “se negociaron a la baja” respecto del año pasado. “La negociación fue del 30% en forma desdoblada. El 20% para junio y el 10% para el mes de diciembre”.

 

Sobre el rol de los sindicatos en este contexto manifestó que se trata de un momento “muy difícil” porque todos los sindicatos han negociado “salarios a la baja”.

 

“El año pasado se discutía sobre ganancias; este año ni se habla de ganancias. El ministro, a principio de año dijo que los sindicalistas van a tener que pensar en mantener los puestos de trabajo y pedir aumentos de precio. Yo no estoy de acuerdo con eso. Yo creo que tienen que poner reglas claras a las importaciones, porque es eso lo que nos está matando. El bajo poder adquisitivo que hay, por el enfriamiento de la economía; la inflación va a bajar pero con el enfriamiento de la economía. Encima siempre se dijo que la mano de obra argentina es cara, entonces van a eso: bajar el poder adquisitivo, bajar el salario. Por eso creo que desde el gobierno nacional tiene que haber un golpe de timón porque acá, la gente más perjudicada, la clase más perjudicada, es la clase obrera”, manifestó.

 

“Yo no digo que son malos y no saben gobernar. No, ellos piensan así; es el modelo que sostienen y que perjudica claramente a la clase obrera. Si uno se pone a hacer una lectura rápida, estamos gobernados por CEOS, por empresarios. Y los empresarios van a tirar para su empresa, beneficiando a los que más tienen y los que más tienen son los que no consumen”, añadió.

 

Escuchá la entrevista completa

 

Publicidad
  • "El pueblo aprendió que estaba solo y que debía pelear por sí mismo y que de su propia entraña sacaría los medios, el silencio, la astucia y la fuerza". Rodolfo Walsh